Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada) en las letras en la música en la actuación en la plástica sociología y sociedad histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

cultura - derechos humanos - derechos de autor - indígenas - columnas y artículos - mujer - mujeres - seguridad - paz

 
 

ecología - técnicas alternativas - festejos de muertos - reconocimientos - bibliotecas - escuelas

 
 

caras y gente

 

______________________________________________

 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
  Más de  
  Gloria Valencia  
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
   
     
     
     
     
     
     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

15.Abr.17.

 
 

 

 
 

LOS ANTOJITOS DE TULANCINGO

Por Gloria Valencia Vargas

 

 

Sí, nos referimos a esos gustos que por años fueron una tradición. Ya las tortillas, enchiladas, los guajolotes, los tamales no tienen ese sabor de antaño, ¿dónde quedaron esos pambazos, cuyo pan era hecho especialmente para pambazos?, ¿dónde quedó el queso tan sabroso con el que acompañábamos las enchiladitas y tacos? No se diga de los bolillos y teleras, los cocoles de anís, los tradicionales, que eran acompañados con nata.

Aromas, texturas y sabores auténticos se han perdido para dar paso a la comida acartonada, ya ni las tortillas saben a masa de maíz natural, ya los chiles serranos y los tomates le dan un sabor muy distinto a la salsa verde.

Desde que el proyecto neoliberal se implantó en México todo ha sido pérdida, se arruinó la agricultura y la industria lechera, para dar paso a la importación de alimentos de muy baja calidad, por lo que comemos comida industrializada que nada tiene que ver con los alimentos que elaboraban nuestros antepasados.

El estado de Hidalgo junto a otros estados ha perdido la autosuficiencia alimentaria.

Autosuficiencia en Hidalgo Inalcanzable. -La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación la FAO establece que un país debe de tener autosuficiencia alimentaria por lo menos 75%; México apenas alcanza el 55% y el síntoma más es que importa hasta el 45% de los alimentos.

En tiempos mejores Tulancingo era conocido como el Valle fértil, la entrada de la Sierra, Primer Centro Textil Lanero de la República Mexicana. ¿Qué es hoy Tulancingo?

“Todo el terreno del distrito es feraz y sin recurrir a pueblos fuera de su comprensión se haya provisión competente de los granos que se cosechan de las plantas cereales y leguminosas como el maíz, trigo, cebada, haba alverjón lenteja y frijol, excepto el garbanzo que, aunque se da no se ha introducido hasta ahora el mejor método para su cultivo. Lo mismo sucede con todo género de hortaliza, siendo este uno de los ramos que forman una no pequeña parte de la industria del pueblo de Tulancingo… En algunos pueblos de la municipalidad de Tenango se siembra la caña de azúcar, de la que hasta ahora no sacan más que piloncillo… En la sierra nace espontáneamente el algodón, el tabaco, el añil… Descripción geográfica y estadística del distrito de Tulancingo 1825.

Podemos apreciar que no pueden saber igual los alimentos con productos procesados que con los productos originales, frescos y naturales además de las recetas de antaño, sabemos que todo evoluciona, pero el “patrimonio cultural intangible” debe conservarse.

En renombrados restaurantes de Pachuca se ofrecen las tulancingueñas; unas tortillas de harina de trigo, con jamón y queso, que nada tienen que ver con nuestras enchiladas, que se vendían en la puerta de algunas casas y negocios por las noches; una tortilla chica, salsa verde o de molito, frita en comal especial, cebolla finamente picada, lechuga y queso ranchero desmenuzado y no podía faltar un poco de pollo desmenuzado también, junto con éstas se freían los molotes y los taquitos dorados que aquí en Tulancingo eran pequeños ¿sería el hambre de la tarde? pero qué exquisito era comprar y comer cinco enchiladas sobre papel de estraza por un peso.  En cuanto a los tamales, quienes los elaboraban batían bien la masa hasta quedar en su punto, que rico era saborearlos.

Los pambazos los vendían el jueves, pero no eran grasosos, tenían un sabor ligero a chorizo y papa bien molida con su lechuga y queso, el pan como les he mencionado era especial y pequeño.

Esperamos regresar a la cocina orgánica y sobre todo rescatar el campo y así lograr una óptima alimentación.

Hasta la próxima. Sus comentarios serán bien recibidos y tomados en cuenta si los envía a: lolvalart@hotmail.com.

 

 

 
     
     
     

 

 

c

Tulancingo: ubicación y clima - hospedaje - restaurantes, cafés y bares

_______________

Gracias por su visita

www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

Los contadores anteriores al 24 de noviembre de 2014:

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter

 
 

free counter

Los nuevos contadores a partir del 24 de noviembre de 2014:

contador de visitas
contador de visitas http://contador-de-visitas.com/signup.php

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo