Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

cultura - derechos humanos - derechos de autor - indígenas - mujer - seguridad - paz

 
 

ecología - técnicas alternativas - festejos de muertos - reconocimientos - bibliotecas - escuelas - personajes - mujeres

 
 

caras y gente

 
     
   
     
  

Arte y psicología

 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
  Sueño y psicología  
     
     
     
     
     
     
   
 

16.May.21

 
     
 

 

 

 Psicología de la forma:

 percibir la psique

 Ignacio Ferreyra

Hay contextos en los que

lo que está ocurriendo en un conjunto,

no se puede deducir de las características

de las piezas separadas, pero sí a la inversa;

lo que ocurre es una parte del todo

MAX WERTHEIMER

 

 

 

Toda figura tiene un conjunto de líneas, superficies, ángulos o aristas que determinan su contorno y volumen. Este conjunto es comúnmente conocido como forma. Ingenieros, arquitectos, diseñadores y artistas se encuentran con ellas en la cotidianidad de sus labores. A diferencia de ellos, los psicólogos clínicos trabajamos con lo intangible, lo subjetivo, lo que quizá no se ve, pero se sabe que existe. Las formas con las que usualmente lidiamos en nuestro quehacer tienen un vínculo con los actos, los pensamientos, las relaciones, los recuerdos, etc. ¿En qué punto lo concreto toca lo subjetivo?

La psicología de la Gestalt surgió a principios del siglo XX como una reacción al elementarismo de W. Wundt, y refuto las concepciones estructuralistas sobre la percepción. Wundt sostenía que la percepción era una experiencia inmediata en la que los datos sensoriales recibidos se agrupaban en totalidades. Wertheimer, Koffka y Kohler comprobaron que, en materia de percepción, “el todo es mas que la suma de sus partes”, es decir, la percepción no se da como resultado de los estímulos percibidos. Nuestra mente se impone a lo recibido y lo engloba como un todo. Como resultado de sus experimentos, los psicólogos de la Gestalt establecieron las siguientes leyes de percepción:

• Semejanza: los elementos similares se agrupan en una entidad.

• Proximidad: el agrupamiento se basa en la distancia.

• Simetría: las imágenes simétricas se perciben como iguales.

• Continuidad: aquello que mantiene un patron suele agruparse.

• Simplicidad: organización en función de la regularidad de las formas.

• Figura-fondo: un objeto no puede ser visto como figura y fondo al mismo tiempo.

En función de estas leyes, se entiende por que los carteles de teatro parecen tener movimiento: el logo de la NBC es un pavo real y en las montañas del dibujo de Toblerone hay un oso, entre otros ejemplos cotidianos.

¿Qué efectos tiene la percepción en nuestro aparato psíquico? En otras palabras, ¿cómo afecta lo que percibimos a lo que sentimos o a lo que desconocemos y simplemente actuamos?

En la primera tópica de Freud se describen las características de las primeras tres instancias que conforman el aparato psíquico: consciente, preconsciente e inconsciente. En cuanto a la conciencia, Freud argumenta que se presenta como un sistema al cual denomina percepción-conciencia.

Este sistema cumple dos funciones: operar como la cara subjetiva de los procesos sensoriales de percepción de nuestro mundo exterior, y percibir las cualidades psíquicas y revivir recuerdos.

La idea de hacer consciente lo inconsciente implica que, mediante el análisis de nuestro mundo interior, a partir de reflexiones, interpretaciones y asociaciones, logremos acceder o percibir aquello que, a lo largo de nuestro desarrollo, ha quedado desplazado, negado, reprimido, etc. Por lo tanto, la percepción no solo cumple un papel importante en nuestras capacidades de aprendizaje al interiorizar lo que acontece a nuestro alrededor, sino que también nos permite convertirnos en los arquitectos de nuestra propia subjetividad.

No me parece descabellado pensar que las leyes de la Gestalt aplicadas a la percepción de los estímulos exteriores sean una buena propuesta para acceder al vasto mundo de formas inconscientes que nos estructuran.

 

psic.ferreyra@gmail.com

 

 

 

 

 
 

 

             

Gracias por su visita

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

Aviso legal para navegar en este sitio

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo