Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

autores - los maestros en Tulancingo - autores tulancinguenses - autores hidalguenses - libros y revistas - premios y reconocimientos

 
 

bibliotecas - derechos de autor - encuentros y festivales - presentaciones - talleres - convocatorias

 
     
                 
 

La "terapia" del perdón I y II

 

Mitos y leyendas

 

Mitos VI

De los trabajos “de oscuridad” y “la tenebra”

 

Mitos V Telepatía y ciencia ficción

 

Mitos III México y la mala suerte

 

 

Mitos II México y el karma

Mitos y leyendas I

 

 

Más de Cristina de la Concha aquí con un clic

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       

5 de septiembre, 2015

 

 

De mitos IV

El karma: la proyección de los actos que hacemos
(corregido y aumentado)
México y la mala suerte

 

Cristina de la Concha

 

 

 

Vaya, qué pecado tan grande se habrá cometido que la violencia no para, la delincuencia galopante arremete, parece contagiar a muchos, otros se contagian de cinismo, de libertad como selvática, pensando quizás “si los otros lo hacen, por qué yo no”, la amenaza se convierte en lo más recurrente y lo civilatorio parece irse al olvido, ¿guerra? Noooo, no la habrá, aunque sea lo que más deseen para marcar poderes y sometimiento absoluto –la enfermedad del ego–.

La paz sea entre nosotros, entre la gente de buena voluntad que todavía hay en este país y es mucha estoy segura de que somos más de 100 millones que la deseamos. Pero esta mala suerte de dónde, cuánto mal se cometió antes que ahora se debe pagar, ¿la indolencia, el hedonismo, el “viva la vida”, el daño a la Madre Tierra, el individualismo, la brujería que se practica en todos los ámbitos que mucha gente niega pero practica?

El karma que no es castigo, que no es venganza... sino la proyección de lo que se hace, de lo que se hizo...

El karma que, como un boumerang, se lanza y es inevitable, va a suceder pase lo que pase... 

¿Se puede cambiar? Muchos creen que sí cambiando de vida, cambiando de rumbo. Se puede cambiar de rumbo pero no de karma. Se dice que la única forma es el perdón, pero ¿cómo pedir perdón de una vida a otra? quizás imaginando lo que posiblemente se hizo en la otra vida de acuerdo con lo que se está viviendo y pedir perdón de eso. Por ejemplo, una mujer se quejaba de que le había ido muy mal con los hombres, todos la tratan tan mal que dedujo que ella había tratado muy mal a los hombres en una vida anterior, otra deducción que escuché por allí es que en otra vida esta fémina fue un hombre que trató muy mal a las mujeres, así que su vida siguiente cambió de género y padeció su karma de maltrato. Otros sufren enfermedades, accidentes, pérdidas de dinero, uuf, asesinatos, desastres ecológicos, un sinfín de males. ¿Cómo determinarlo? Difícil. Encontré que las enfermedades mentales son producidas porque en la vida anterior se molestaba a otros, enfermedades físicas son por maltrato físico a otras personas, por dar veneno o medicinas mal administradas; tristeza o depresión por haber humillado y sometido a otros. Es difícil pero es posible deducirlo. Lo que no es posible es saber a quién, dónde o cómo, lo cual no tiene importancia porque el karma tendrá lugar pase lo que pase. De acuerdo con la teoría, el karma sucede sin mirar sobre quién se dan las cosas, es decir que si una persona roba, en la vida siguiente, esta persona vivirá pobreza, no necesariamente robo, o pérdidas económicas sin ser víctima exactamente de alguien sino ser ocasionado por la misma economía de su lugar de origen o del mundo. Esto es que el karma no es venganza ni castigo por parte de la víctima de la vida anterior, las víctimas no saben, las víctimas estarán viviendo su propia vida con sus propios karmas y sus dharmas. El karma no desaparece si desaparece la víctima. Es como una cadena y cada uno se va enlazando según sus vidas anteriores. Sería muy raro encontrar quien relatara sus karmas aunque cuentan que en la India, ha habido casos, y sabría de otros, tal vez, si uno se dedicara a esos temas. Hoy día se habla de la hipnosis para ir a vidas atrás y saber quiénes fuimos, aunque esta práctica ha despertado muchas dudas.

            Lo que es muy cierto es que, desde pequeños, nos enseñan “no hagas mal a otros”, en todas las religiones por algo nos lo enseñan, y quizás debamos basarnos en eso, o en los pecados capitales, pueden ser una guía: gula, lujuria, codicia, envidia, pereza, soberbia e ira, y pedir perdón de todo en lo que hayamos incurrido una hazaña. Queda claro también considerar el móvil del karma, por qué se le hace daño a otro, de eso pedir perdón y enmendarlo en lo posible porque no tiene sentido pedir perdón de algo que se seguirá cometiendo. Esto sucede de manera natural pidiendo perdón con convicción verdadera, profunda, con arrepentimiento real, perdonándose a uno mismo el haberlo cometido, comprender de uno mismo sus debilidades y aceptarlas, comprender que se tuvieron las debilidades que hicieron que se cometiera ese error o delito o "pecado" porque se es humano y, por lo tanto, imperfecto, como tal no está exento de equivocarse en pensamiento, palabra y obra, no está exento de las tentaciones, de las pasiones del alma, les decía Descartes, ni de la soberbia ni de la avaricia ni de la vanidad ni del miedo ni de la ira ni de la lujuria o la pereza o la gula para no dejarse llevar por ellas, ni está exento de dejarse llevar por otros la moda, la vida, el jefe, los amigos, la educación, comprender que siempre se está expuesto porque ésa es nuestra naturaleza. Y amarse a uno mismo lo suficiente para perdonarse el haberlo cometido.

Se sobreentendería que si se trata de lo hecho en otra vida, lo cual uno desconoce, entonces, se asumiría como si se hubiera vivido, meterse en los propios zapatos de quien supondríamos es o fue la víctima ay, suena complicado. Aunque lo importante es perdonarse a uno mismo para lograr pedir perdón a quien sea, para lograr una conciencia plena, una convicción real. El perdón, de ida y vuelta pedirlo y darlo, es un bálsamo, es la mejor de las medicinas, así que no sólo por evitar un karma debemos practicarlo, es como el Dalai Lama ha dicho y no me canso de repetir: si no perdonas por amor, perdona por egoísmo. Y, ya en esta vida añado, no es necesario hablar con la persona a quien se agredió, sino con sólo sentirlo, vivirlo, basta para beneficiarse de su sanación, ... o quizás en esta vida para no dejar ese karma a la siguiente...

            La dificultad continúa porque el grandísimo ego, dotado de infinitas facultades para mentir y hacer creer lo que no es, hacer sentir que se posee el derecho “divino” de castigar a los otros, no permite ver la realidad.

¿Son los desastres ecológicos? tanta basura, tanto plástico, tanto negocio... algo debemos buscar remediar.

 

   
                 

 

__________________________________

Gracias por su visita  

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com 

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

Los contadores anteriores al 24 de noviembre de 2014:

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter

 
 

free counter

Los nuevos contadores a partir del 24 de noviembre de 2014:

contador de visitas
contador de visitas http://contador-de-visitas.com/signup.php

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo