Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

autores - los maestros en Tulancingo - autores tulancinguenses - autores hidalguenses - libros y revistas - premios y reconocimientos

 
 

bibliotecas - derechos de autor - encuentros y festivales - presentaciones - talleres - convocatorias

 
     
                 
 

Ausentes en el campo de juego

 

Qué tan buenos son los buenos 

Libertad de Expresión

www.amnistia.org.mx

Declaración Universal de Derechos Humanos

 

 

 

Los trabajos ocultos

La "terapia" del perdón I y II

 

Mitos y leyendas

 

 

más de: perdonar aquí con un clic

 

 

Más de Cristina de la Concha aquí con un clic

 

       

15 de junio, 2018

Cristina de la Concha

 

 

Se ausenta el poeta Nicolás Fuentes

 

 

Murió el poeta Nicolás Fuentes y en estos tiempos de exilio, de violencia, de tantas otras muertes –hace cuatro meses la de Carlos Santibáñez, queridísimo escritor–, su partida así nomás, de una embolia que no avisó, me arrancó un llanto de rabia. No estar allá para despedirlo más dolió. Creí que volvería a leer con él y el resto del grupo, de nuevo en casa, como lo creí de Carlitos y de otros que han muerto en estos años.

Nicolás Fuentes, miembro fundador de la Unión Latinoamericana de Escritores ULatE, fue uno de los que creyeron en esta hidalguense y en esta aventura de la ULatE, uno de los pocos que se desveló para salir conmigo de madrugada de la ciudad de México rumbo al estado de Hidalgo a alguna escuela a promover la lectura, y quien, además, se ponía al volante y hacía menos cansado el kilometraje.

Él creyó en mí y cuánto siento no haber regresado antes a mi país, no haber tenido esa posibilidad, para retribuirle su confianza, su apoyo, cuánto siento que partiera sabiendo de mí como última noticia este exilio, cuánto lo siento.

Compartimos un sinfín de lecturas al público y en casa con los compañeros, encuentros de escritores en diferentes puntos del país, cada uno de los Encuentros Latinoamericanos de Escritores en Hidalgo, igualmente presentaciones de libros e incluso la cocina.

Tuve esa oportunidad gastronómica sabiendo que él era estupendo en estas artes, qué riesgo tan alto, pero me hice a la idea de no dejarme apabullar, ¡claro!, imaginaba que me intimidaría y que mis ingredientes se extraviarían al mirar los de él, debía poner especial concentración para también aprender, aunque la sazón es la sazón, incopiable, es como la personalidad, como el estilo, que se puede imitar pero siempre habrá algo que marque la diferencia del original… Ese día cocinamos Delia Cabrera, Nico, su esposa –Lulú– y yo y es de esos momentos que se añoran –por la tarde se presentaría mi libro La vida es otra–: las actividades diversas con los compañeros. Su platillo fue insuperable, como era usual; el mío, me parece que bien. Lo aprendido: su manera de conducirse en la cocina (una en la que él nunca antes había estado), con la destreza del maestro, y su disfrute de la culinaria.

De mi paso por la poesía, le agradezco sus comentarios y planteamientos, y, como al resto del grupo, su compañía en este paso.

Un poema me atrajo de su obra, el que le escribió a quien representaba la Madre Patria en los antiguos libros de texto gratuito, Victoria Dorantes. Lo escuchamos en la inauguración de la exposición México se pinta solo –México Máxico– en la casa de cultura de la colonia San Rafael. Esa noche nos emocionamos, todo el auditorio donde por azar compusieron los participantes una sinfonía con sus lecturas: Carlos Santibáñez, Carmen Saavedra, Jorge Borja, Pterocles Arenarius y dio la nota final Nicolás Fuentes.

Fragmento de la reseña de entonces: Culminó Nicolás Fuentes con un poema (...), aquel que le escribiera a Victoria Dorantes (…) y con la figura de esa mujer en la memoria de la mayoría de los presentes, sus versos fueron el reposo de esta lectura magistral que, como una sinfonía, la orquesta de escritores tocó a la batuta de la casualidad, de la intuición o de un ángel que nos acompañó esa noche.

Que con ese reposo sea el periplo que ahora emprende Nico, con su semblante de niño, su ánimo juguetón no obstante la seriedad con que abordaba la labor poética. Risueño en sus apuestas, que ésta sea ascender a la luz, con todo su escepticismo, nunca lo desafié ni aposté con él más que en esto y… allá, él gana sonriente con ese destello de travesura en la mirada. DEP.

 

 

Más sobre el poeta: https://oaxaca.quadratin.com.mx/al-poeta-y-periodista-nicolas-fuentes-diaz/

 

 

cristinadelaconcha@hotmail.com

https://www.facebook.com/cristina.delaconchaortiz

@dela_concha

 

   
                 

 

__________________________________

Gracias por su visita  

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com 

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

Los contadores anteriores al 24 de noviembre de 2014:

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter

 
 

free counter

Los nuevos contadores a partir del 24 de noviembre de 2014:

contador de visitas
contador de visitas http://contador-de-visitas.com/signup.php

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo