Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

autores - los maestros en Tulancingo - autores tulancinguenses - autores hidalguenses - libros y revistas - premios y reconocimientos

 
 

bibliotecas - derechos de autor - encuentros y festivales - presentaciones - talleres - convocatorias

 
     
                 
 

Ausentes en el campo de juego

 

Qué tan buenos son los buenos 

Libertad de Expresión

www.amnistia.org.mx

Declaración Universal de Derechos Humanos

 

 

 

Los trabajos ocultos

La "terapia" del perdón I y II

 

Mitos y leyendas

Einstein le llamó: "acción fantasmal de la física cuántica"

 

Mitos V

Telepatía y ciencia ficción

Mitos IV

El karma: la proyección de lo que hacemos

 

Mitos III México y la mala suerte

 

Mitos II México y el karma

 

Mitos y leyendas I

 

 

más de: perdonar aquí con un clic

 

 

Más de Cristina de la Concha aquí con un clic

 

       

10 de abril, 2018

Cristina de la Concha

 

 

Notas al margen

 

En mi paso por Morena, conocí a un personaje que llamó mi atención por la forma en que se fue ubicando dentro del partido, ¿”dedazo”? quizás parece ingenua la pregunta pero el lector opinará. En el pueblo de donde es originario nadie lo quería, se hablaba de que era corrupto y vendido, pariente de un priísta que ha tenido un par de cargos importantes y de que cabía pensar que era un infiltrado suyo. Supe que López Obrador no lo conoce pero sí alguien cercano a él, no tenía relación sino que sólo se conocieron cuando se inició el partido, él hablaba de los funcionarios del partido a nivel nacional como si fueran sus “grandes cuates”. Y fue escalando cargos. Averigüé que él había estado yendo a las reuniones y asambleas, se había postulado, se había echado unos discursazos por su propia iniciativa y fue obteniendo así un cargo y otro. Lo que se entendió fue que los tomaba desprevenidos, que él planteaba esas postulaciones y cargos cuando nadie de los presentes siquiera lo imaginaba y, sin tener noción de qué se trataba ni de sus antecedentes, votaban por él porque no habían tenido tiempo para reflexionar sobre el asunto, como dicen, “el que traga más saliva, come más pinole”. Se echó a la bolsa a varios jovencitos a los que les prometió que serían regidores y diputados. Nosotros, sus mayores, nos decíamos “pero ¿cómo le creen?, allá ellos”, sin embargo, esa credibilidad los tuvo y los sigue teniendo de su lado, y le dieron y han seguido dando votos dentro del partido, además de información y ciertos trabajitos de talacha como transmisión de “mensajes”, de “ve y dile”, que digan cosas para que se entiendan otras, que hagan ciertas cosas para provocar otras, oficio que seguramente dentro de un partido debe tener un nombre pero no estuve tiempo suficiente en Morena para enterarme. El asunto es que, cuando terminó la contienda, supimos lo que ya temíamos: que ese personajito estuvo manipulando gente en dos (¡2!) distritos electorales del estado a favor del partido en el poder, y de esa forma en que las evidencias se escurren de las manos.

          ¿“Dedazo”? No lo creo aunque cualquiera lo llamaría así, vaya, cualquiera que llegue y lo vea, sabiendo que nadie en el partido de su tierra natal lo apoya, pensaría que fue “dedazo”. ¿Que alguien de Morena nacional “mandó decir” que lo eligieran? No lo creería. Fue su discurso hipócrita, bien aprendido, su histrionismo, su experiencia partidista, provenía del PRD, se les fue adelantando a los demás y el partido estaba en sus inicios, no había mucha competencia ni tantos “colmilludos” como él, y si es infiltrado, lógicamente tiene la asesoría de su patrón. El tipo continúa ahí en un cargo a nivel nacional.

A estos entes hay que combatir.

Por “dedazo” se entiende que es cuando la cabeza designa a alguien sin dar explicaciones y que el resto acata sin chistar. Pero si alguien se postula, nadie lo puede rechazar si cumple los requisitos y gana porque los militantes votan. Y si se presenta el hijo de López Obrador y se postula para un cargo, puedo pensar que obtendría mayoría sólo porque es hijo del líder del partido, no por “dedazo” sino porque los militantes se inclinarían a favor de él. Y no pretendo defender a este señor sino simplemente plantear lo que infiero de mi experiencia. En una ocasión, avisaron de una reunión a la que asistiría su hijo mayor y todo mundo se apresuró a llegar, a prepararse, a salir, los comentarios eran de exaltación, ante mi sorpresa, no hubiera creído que tuvieran tanto interés en verlo. Así que no dudo que estos jóvenes, si se propusieron como funcionarios, hayan obtenido un buen número de simpatizantes.

Por otro lado, aprendí que la vida pública en mi país es muy peligrosa, que atacan sin razón y que los golpes llegan, unos, tremendos y letales, sin haber hecho absolutamente nada para merecerlo, pero que, paradójicamente, una forma de protegerse es estar ahí, en la vida pública, que es un viaje sin regreso, que la protección está en la luz pública o ser millonario o dejar el país, porque los enemigos son, pueden ser, realmente muy perversos y, por desgracia, a los vástagos y familiares los tienen en la mira. Entonces, es de vital importancia dotar de armas a la descendencia para defenderse, enseñarles lo que uno ha aprendido. Los que están allí van a continuar allí mientras encuentren el modo, saben que sustraerse de la vida pública implicaría riesgos, hayan sido de “los buenos” o de “los malos”. Y vemos familias completas en la política y nepotismo por todos lados, sí, lo hay, pero abundan los que buscan protegerse y pasan a formar parte de esos grupos o mafias por ese motivo, ya en la corriente aceptan las reglas del juego de ataques y revanchas, se vuelven eficientes tiradores y tramposos.

Si “los buenos” no dejaran el campo de juego libre a “los malos”, la gente correcta, honesta, honorable, ni abandonaran la cancha a manos de los agresivos, deshonestos, abusivos, violentos, salvajes, nadie tendría por qué temer ni andar buscando protección.

 

 

 

cristinadelaconcha@hotmail.com

https://www.facebook.com/cristina.delaconchaortiz

@dela_concha

 

   
                 

 

__________________________________

Gracias por su visita  

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com 

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

Los contadores anteriores al 24 de noviembre de 2014:

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter

 
 

free counter

Los nuevos contadores a partir del 24 de noviembre de 2014:

contador de visitas
contador de visitas http://contador-de-visitas.com/signup.php

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo